Después de 8 años el Deportivo Arenas vuelve a lo más alto de la liga provincial abulense

Después de 8 años el Deportivo Arenas vuelve a lo más alto de la liga provincial abulense. Tenía que ser ese día, todo estaba preparado, el campo lleno como solo se ha visto en días de concierto, y el equipo no defraudó; fiel a la temporada que ha realizado no dejó escapar la oportunidad.

Desde el principio se vio que este era el partido y nada más empezar, cuando aún no estaban ni los asientos del José Luis Jara Pechu ocupados, Burcio, atento al saque en corto, roba un balón y Rascu tiene que derribarlo en el borde del área, se pidió penalti y expulsión pero ninguna de las dos cosas fue, ni eran necesarias, Javi sabía donde tenía que ir el balón y allí fue, superando la barrera. El 1-0 subió al marcador y desde ese momento el Arenas mandó en el partido ante un digno rival, la U.D. Ramacastañas, que puede presumir junto a Sotillo, de ser uno de los equipos que han conseguido un empate ante este gran Dvo Arenas.

El 2-0 de Victor en jugada individual, y el 3-0 de Goro en su especialidad, un buen córner sacado por Javi, cayeron por su peso; si juegas tan intenso y casi siempre en campo rival, las ocasiones llegan, y así se llegó al descanso.

La segunda parte comenzó como había terminado la primera, con un Arenas dominador manejado en la medular al son que marcaba Javi y un Ramacastañas que bajo la capitanía de Wini nunca se rinde, 2 amigos que muchos años jugaron juntos, último vestigio de otra época en que nuestro querido Arenas dominaba la preferente.

Pero como es normal y debe ser los equipos seguían imponiéndose a las individualidades, y el Arenas siguió a lo suyo. Muy pronto Víctor, que se había perdido media temporada por lesión, y pese a ello se ha destapado como el goleador del equipo, hacía el 4-0 tras una buena dejada de Rodri.

El 4-1 lo consiguió Pechu de penalti, pues Ramacastañas nunca dejó de intentarlo, tras un penalti tonto, que Miguel, todo corazón, le hizo a Nano cuando este estaba de espaldas a la portería y bastante escorado. Coleta poco pudo hacer ante un penalti bien lanzado que hacía justicia al tesón puesto por la UDR y que poco inquieta el Zamora para el que sin duda ha demostrado ser el portero dominador de esta categoría.

A partir de este momento Piloto dio refresco al equipo, que como no podía ser de otra forma se había vaciado, y el 5-1 aunque volvió a ser obra de Víctor, bien podría apuntárselo a Rubén, que inventó un pase magistral, para dejar sólo al pichichi del equipo ante Discui, que poco pudo hacer, como en el resto de los goles. De aquí al final poco más, un Arenas campeón que lo celebraba sobre el campo y en el resto del pueblo, como merece la ocasión. Piloto y sus chicos han devuelto al Arenas al sitio de donde nunca debió de dejar de estar, ganar la liga, o luchar por ganarla. 1,2,3 Arenas.

Entradas destacadas
Entradas recientes